Mujeres Emprendedoras de México

Por Jennifer Esmeralda Moreno Garza.


Este acontecimiento representó un parteaguas en nuestro país, dado que marcó el inicio de una etapa en la que las mujeres empezaron a gozar de los mismos derechos políticos que los varones y con el paso del tiempo se ha venido a constituir en una condición de igualdad de género, en la que han sabido posicionarse y han logrado destacar tanto en el ámbito político, laboral, social y cultural. Previo a esto, vivían resignadas a realizar solamente labores del hogar en una condición de tradiciones muy arraigadas, hasta que el presidente Ruiz Cortines, dando cumplimiento a una de sus promesas de campaña rubricó el decreto a favor de las mujeres mexicanas.


Esto vino a generar un movimiento social que lograría no solo haría igualar los derechos de las mujeres con los hombres, sino que una serie de mujeres emprendedoras llegasen a destacar más que los propios varones, al llegar a ocupar importantes cargos e incluso generando sus propias empresas, teniendo una muy destacada participación en el mundo de los negocios durante las últimas décadas. Aun así, hay que reconocer que en el ámbito laboral, a pesar de la creciente participación de las mujeres en las actividades económicas, se siguen presentando condiciones de desigualdad en el acceso al trabajo y menores retribuciones en cargos similares. Esta situación se incrementa en la medida que ascienden en el nivel jerárquico de las estructuras laborales, sin embargo gracias al empuje y tenacidad de muchas mujeres, México se ha convertido en el segundo país de América Latina, después de Chile, en el que las mujeres tienen mayores oportunidades para emprender, esto de acuerdo con un estudió realizado por Global Women Entrepreneur Leaders Scorecard [1].


Hoy en día, tres de cada cinco PyMES que se abren en nuestro país, son encabezados por mujeres, lo cual viene a contrarrestar la vieja creencia de que el trabajo para las mujeres y la familia, debían conservarse en ámbitos separados. La incorporación de la mujer en el ámbito laboral ha contribuido a buscar la manera de mantener en armonía estos dos campos. El balance entre el trabajo y la familia beneficia simultáneamente a empleados, empresa y sociedad, por lo que se han logrado importantes avances en las organizaciones con respecto a políticas de apoyo para sus colaboradoras, máxime cuando se trata de mujeres con hijos, con el objetivo de que cumplan con sus respectivas responsabilidades laborales sin descuidar a sus familias.


Existe un perfil que de acuerdo al sentir de los empresarios varones, las mujeres empresarias deben cumplir, pero podemos inferir que las empresas de mujeres emprendedoras propietarias en Latinoamérica, especialmente en México, son caracterizados por dos motivaciones esenciales que las llevan a desarrollar su propio negocio: la necesidad y la oportunidad de desarrollo. Lo anterior, además de contar con suficiente capital para invertir o generar una condición de financiamiento, que les permita lo más complicado, que viene a ser arrancar un negocio, habiendo cumplido con todas las regulaciones y dispuestas a llevar por camino éxitos su proyecto, en el que la intuición femenina les permite también saber dar el rumbo correcto para llegar a lograr empresas sólidas , exitosas y rentables, contribuyendo también a la generación de empleos algo que viene a traer un importante beneficio para la sociedad en la que se convive.

Es por ello que hoy le rendimos homenaje a la mujer emprendedora mexicana, que debe ser celebrada todos los días, no solo el 8 de marzo, Día internacional de la Mujer y que para muestra aquí cito algunos ejemplos que son dignos de admiración.













María Asunción Aramburuzabala

Es nieta del empresario español Félix Aramburuzabala, fundador de Grupo Modelo. Sin embargo, esta mexicana se ha labrado una carrera propia, lo que le ha valido ser considerada una de las mujeres más poderosas de México. Esta contadora, egresada del Instituto Tecnológico Autónomo de México, es fundadora de Tresalia Capital, con la que ha participado en la creación de nuevos negocios, además de realizar inversiones directas en importantes empresas mexicanas, creando Fondos de Capital Privado y Venture Capital.












Bertha González Nieves


Es la primera Maestra Tequilera, certificación avalada por la Academia Mexicana de Catadores de Tequila y reconocida por el Consejo Regulador del Tequila. Además de ser una de las principales embajadoras de la bebida nacional, González Nieves es cofundadora y directora ejecutiva de Casa Dragones Tequila Company, una marca artesanal de tequila de edición limitada. Antes de montar su propia empresa, se desempeñó como Directora Comercial para Norteamérica, Directora Global de Nuevos Negocios e Innovación y Directora de Marca Global, en Grupo José Cuervo.














Ana Victoria García


Es la mujer más joven en haber creado una aceleradora de negocios. Esta mercadóloga de la Universidad Anáhuac, nacida en 1983, fundó Victoria147 en 2012, concebida como una plataforma de capacitación, empoderamiento y aceleración enfocada en impulsar mujeres emprendedoras y promover la equidad de género. Ha trabajado con más de tres mil mujeres emprendedoras y cuatro mil mujeres ejecutivas.














Mariand Castrejón


Con más de 24 millones de suscriptores, esta mexicana de 25 años, mejor conocida como ‘Yuya’, es la ‘youtuber’ más popular de México y la más importante del mundo en la categoría de “Belleza y Estilo”. Pero más allá del mundo digital, Castrejón se ha consolidado como una exitosa empresaria, con el lanzamiento de diversos productos asociados a su imagen, entre ellos un shampoo, un perfume y su propia línea de cosméticos. Además, es escritora y conferencista.












Salma Hayek


Es una actriz de cine, televisión y teatro mexicana, así como empresaria y productora. Ha sido la imagen de diversas marcas. Desde 1995, trabaja para la marca de joyas Pomellato. Desde hace unos años trabaja para Avon, ​también fue imagen de marca de Revlon.


Ellas son solo algunas destacadas mujeres mexicanas que son exitosas empresarias. En México existen muchas mujeres que rompen los esquemas y los estereotipos y que tienen las competencias y habilidades para participar y destacar también en planos internacionales, dejando atrás la creencia de que existen oficios o profesiones que son exclusivos de los hombres, como puede ser el ver a mujeres corredoras de autos o extraordinarias deportistas ganadoras de medallas en juegos olímpicos, como también dirigir los grandes corporativos empresariales. Era cuestión de que se tuvieran fe y hoy la tienen más fortalecida que nunca.



[1] La Tarjeta de puntuación 2015 Global Women Entrepreneur Leaders (GWEL), patrocinada por Dell Inc. y producida por ACG Inc, es una nueva herramienta de diagnóstico basada en datos que identifican los impedimentos para el emprendimiento femenino de alto impacto e introduce medidas prácticas que pueden tomarse para mejorar Las condiciones para el desarrollo empresarial femenino de alto impacto a nivel de país. El cuadro de mando GWEL incorpora una clasificación con un sistema de calificación y proporciona pasos procesables para gobiernos, corporaciones, medios de comunicación, líderes empresariales e individuos para ayudar a expandir el grupo de mujeres emprendedoras de alto impacto.

© El Umbral, 2020